Ya estamos en otoño y con esta época del año llegan también las calabazas, un alimento muy ligero y nutritivo. Es rico en agua y en fibra, con bajo aporte calórico y antioxidante. Hay muchas formas de cocinarla pero aquí os dejamos una receta diferente y para chuparse los dedos.

CANELONES DE CALABAZA Y RICOTTA

Estos canelones son un clásico de la cocina italiana. Son muy diferentes a los que preparamos aquí, que los solemos preparar de carne. En Italia se preparan de calabaza o espinacas, siempre combinados con el queso ricota que es muy parecido al requesón.

Ingredientes:

  • 400 gr calabaza asada
  • 150 gr queso ricota
  • 10 láminas de pasta para canelones
  • Sal y pimienta al gusto
  • Pipas de calabaza peladas

Para la bechamel de parmesano:

  • 175 gr nata para cocinar
  • 125 gr queso crema
  • 35 gr queso parmesano rallado
  • Sal y pimienta
  • 60 gr leche

 

Previamente se debe abrir la calabaza por la mitad y meterla al horno a 200ºC durante 1 hora.

 

Preparación:

1- Para empezar, poner a cocer las láminas de pasta con agua y sal el tiempo que indica el fabricante, depende de cada marca, el tiempo variara unos minutos. Una vez pasado el tiempo, refrescar las láminas de pasta y dejar secar en un paño limpio.

2- Mientras tanto, en un bol mezclar la calabaza asada con el queso ricotta, condimentar con sal y pimienta. Saltear las pipas de calabaza hasta que se tuesten y desarrollen todo su aroma. Añadir al bol con el resto de los ingredientes y mezclar bien.

3- Para hacer la bechamel de parmesano mezclar el queso crema, la nata, la leche y la sal y pimienta.Llevar al fuego sin dejar de mover con una cuchara para que no se peque y se queme. Cuando llegue a hervor retirar del fuego y añadir el queso parmesano rallado. Mezclar bien y dejar reposar. Como resultado tendremos una bechamel exactamente igual a la tradicional y sin utilizar harina.

4- Seguir con las láminas de pasta, estirar en la mesa de trabajo limpia. Rellenar los canelones con la farsa. En la bandeja de horno, estirar una capa fina de bechamel de parmesano. Encima disponer los canelones y napar con el resto de la bechamel de parmesano. Rallar un poco mas de queso encima.

5- Para terminar, hornear a 220ºC grados calor arriba y abajo hasta que quede bien gratinado y dejar reposar unos minutos antes de comer.