La Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte de Mercancías por Carretera vuelve a convocar un paro en el territorio nacional indefinido comenzando el día de hoy, 14 de marzo.

 

El día 5 de marzo, los transportistas de esta plataforma comunicaron al gobierno, que a causa de que el 90% de las empresas pequeñas y medianas de transporte se encuentran en situaciones económicas de quiebra total, se les ha dado de tiempo hasta hoy para que negocien con los representantes de esta organización y llegar a los acuerdos necesarios, para que se desconvoque el paro.

 

Esta identidad que representa a pymes y autónomos de todo el territorio español, recoge en su web las medidas con las que se pretende acabar con la inseguridad en las carreteras para los camioneros.

 

  • Prohibición sin posibilidad de cambios en el pacto en contra de las tareas de carga/descarga y manipulación de la mercancía por parte del conductor. 
  • Jubilación a los 60 años y anticipada a los 58 para los conductores como en el resto de Europa.
  • Consideración de accidentes y enfermedades laborales durante las jornadas de trabajo.
  • NO a las 44 toneladas y 4.5 metros de altura en los actuales vehículos articulados ante la inseguridad para los conductores y otros usuarios de la vía pública.
  • Vigilancia en los polígonos y áreas de servicios principales para la seguridad y correcto descanso.
  • Participación obligatoria del sector para la toma de decisiones en cuanto a restricciones a la circulación de camiones por festivos, puentes y temporales. 
  • Habilitar espacios dignos en centros de carga y descarga para la entrega y recogida de documentación, mientras se espera durante las cargas y descargas se cubra una mínimas necesidades de aseo y alimentación. 

 

Sin embargo, el Comité Nacional ha decidido no apoyar esta movilización, a pesar de que está de acuerdo con que se adopten medidas por el incremento de precios de las energías y así evitar que una gran parte de los transportistas españoles desaparezcan y que la cadena de suministros se colapse. 

 

Según la situación que se vive en Ucrania, piensan que no es el momento de convocar un paro en el transporte ya que únicamente sirve para desestabilizar la situación. Aun así, propone un límite en los precios del combustible mientras dure esta situación. 

 

Asimismo, Fenadismer, integrante del Comité Nacional, en la Asamblea General del pasado viernes, pidió que se respete a aquellos que quieran voluntariamente sumarse al paro por las circunstancias económicas que viven y no pueden seguir trabajando, pero también respetando también a los que quieran seguir prestando su actividad.