Los días 26 y 27 de mayo, se celebró la 45º edición de la Asamblea General de la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC), donde la subida del precio de los combustibles y la preocupación por la falta de conductores fueron temas destacados. 

 

Marcos Basante, presidente de ASTIC, pidió al gobierno que el descuento de los 20 céntimos por litro de combustible se prorrogue ya que están habiendo distorsiones en los precios y no se está aplicando en varios sitios, por lo que el día 2 de junio, el Gobierno, ha ampliado el descuento tres meses más 

 

La transformación energética también fue mencionada en el encuentro. El sector del transporte terrestre lleva más de una década invirtiendo en vehículos más eficientes y otros factores, con lo que se ha conseguido reducir las emisiones de CO2 en los últimos diez años, más de un 20% por cada tonelada-kilómetro producida. Por este motivo, el presidente de ASTIC, protestó sobre las ayudas que se conceden son solo para vehículos ecológicos, eléctricos y que también deberían destinarse para camiones que utilizan gasóleo Euro 6.

 

La guerra de Ucrania, ha hecho que los precios de la energía se disparen. El diesel ha seguido subiendo y ya acumula un 35% en el primer cuatrimestre, lo cual, esto acelera la transición ecológica en el sector del transporte de mercancías por carretera y así no depender de los combustibles fósiles. 

 

Ramón Valdivia, vicepresidente de ASTIC, remarcó que la industria del sector apuesta por el hidrógeno verde y los camiones eléctricos, pero seguirán apostando por el gas natural y los biocombustibles hasta que los electrones consigan mover un camión más allá de 800 km. Hizo hincapié de que deben ser realistas y que de momento es inasumible la eliminación de camiones con motor de combustión interna. 

 

Por otro lado, también hubo tiempo para debatir sobre las reivindicaciones históricas del sector ocurridas en los últimos meses. Está cambiando la situación cliente – transportista, empiezan a verse un equilibrio de poder. Ahora tienen más capacidad de negociación gracias al trabajo de CNTC, la ley 13/2021, el real decreto-ley 3/2022, real decreto-ley 6/2022 y la línea de avales. Además, Jaime Moreno, ve un futuro optimista ya que la demanda de carga no para de aumentar y se intentará hacer más atractiva la profesión del transportista.