La robótica es la fabricación de robots que cumplen unas tareas o trabajos determinados. Esta técnica está aplicada a la logística por la gran variedad de operaciones que se pueden ejecutar con un mejor servicio y a un coste más bajo. 

 

El papel que ejerce en la logística consiste en robotizar y automatizar todos los procesos físicos que la componen actualmente. Algunas de las funciones donde se puede aplicar la robótica en la logística son las siguientes:

 

Almacenaje 

 

En la función del almacenamiento la robótica está muy presente. Cabe destacar en estas funciones los robots móviles que desplazan los paquetes desde un punto a otro, además de brazos robóticos y robots móviles están diseñados para facilitar acercar un paquete o producto a un trabajador. 

 

Embalaje

 

Los robots dedicados al embalaje de paquetes son los que están más desarrollados. Su función es embalar productos individuales como el conjunto de productos para el envío. 

 

Carga y descarga

 

Las cargas y descargas, son unas de las funciones que más utiliza la robótica en el sector logístico. Ayudan al movimiento de paquetes que requieren mucha fuerza física y la robótica hace que sea mucho más fácil.

 

Picking

 

En esta función hay robots que se desplazan por las estanterías y hacen más rápida la preparación de envíos o paquetes que en algunos casos llevan productos diferentes. 

 

Lo que tenemos claro es que la robótica está evolucionando constantemente y nos proporciona facilidades que antes no se tenían. Hay algunas aplicaciones que resultan muy interesantes para la logística que hoy en día algunas ya están en funcionamiento. Estas funciones son el transporte automatizado, operaciones de almacén automatizadas que permitirán una organización más rápida y rentable, y la carga y descarga también automatizada que se aplicará para que el cross docking sea mucho más rápido. 

 

En definitiva, la robótica es un elemento muy común en el día a día, que facilita muchas acciones y que está en constante evolución y crecimiento para abaratar costes y aumentar su rapidez.