La industria de la logística y el transporte se está transformando a consecuencia de la digitalización, el ecommerce y las comunicaciones por móvil. Ahora tanto consumidores como empleados están siempre conectados. Y esto hace que los consumidores esperen tiempos de respuesta más rápidos, más posibilidades entre las que escoger y la capacidad de contactar con las empresas en cualquier momento y en cualquier lugar. Esto da lugar a una serie de tendencias en el mundo del transporte y la logística que pasan por el aumento de los canales self-service, la mayor automatización y la transformación de los empleados.

El futuro de la industria logística y de transporte

Algunas de las características que marcarán la industria logística y de transporte en los próximos años serán:

  • Exploración de la gran cantidad de datos disponibles, generando Insights y nutriendo la Inteligencia Artificial para responder a la demanda.
  • Entorno disruptivo, con una gran volatilidad, resiliencia y una generación continua de oportunidades.
  • Ecosistemas digitales en respuesta a un mundo multiplataforma.
  • Innovación ágil en las empresas ya no como opción sino como necesidad para hacer frente al entorno.
  • Foco en el desarrollo de soluciones para las entregas de última milla.
  • Globalización 2.0, que modificará las estrategias en cuanto a materiales, maquinaria y trabajadores.
  • Creación de cadenas de suministro cada vez más resilientes.
  • Estrategias de digital-first para hacer frente a la complejidad y la ubicuidad necesarias en los sistemas logísticos y de transporte.

Tendencias tecnológicas en transporte y logística

Para dirigirse hacia este futuro, la logística y el transporte se basarán en una serie de tecnologías que tendrán cada vez más peso en la industria.

  • Inteligencia Artificial para hacer predicciones: para 2023, el 50% de las predicciones en la cadena de suministros se realizarán de forma automatizada gracias a la Inteligencia Artificial.
  • Comercio Digital: el comercio B2B también tenderá hacia el mundo digital, mejorando las ventas y la creación de estrategias de Marekting efectivas.
  • Procesos automatizados: se mejorará el procesamiento de pedidos, el almacenamiento en los centros de distribución, el control de inventarios, el aprovisionamiento y los planes de almacenamiento.
  • Cloud & APIs: la tecnología en la nube y la conexión mediante APIs mejorarán el transporte desde las plantas de producción hasta los centros de distribución.
  • IoT: el Internet de las Cosas permitirá gestionar mejor los activos, monitorizar la red de suministro y optimizar los procesos de negocio.
  • Visión única 360º: el Big Data y la Analítica ayudarán a comprender cómo funciona cada producto para desarrollar nuevos productos (o modificar los actuales) en base a los datos históricos.

Sin duda el futuro de la industria logística y de transportes es cada vez más digital. Esto implica una transformación de la cultura y los procesos de negocio, así como un gran impulso de la tecnología para aprovechar las oportunidades y afrontar los retos de este sector en crecimiento. El comercio digital ha disparado las necesidades y la velocidad del sector logístico y las compañías tendrán que buscar la máxima eficiencia y abrazar la tecnología para atender a la evolución de la demanda.