La imagen del jefe/a de tráfico es indispensable en la empresa de transporte, es la persona encargada de que el equipo siga un correcto camino.

 

Las funciones en este puesto deben de ser claras y concisas y para ello se debe de tener una serie de tareas “cerradas” para que pueda llevarlas a cabo. De esta manera ayudamos a protegerlo de otras actividades que no son de su competencia y que lo único que hacen es quitarle tiempo para poder vigilar su labor.

 

¿Qué dirige el jefe de tráfico? 

 

Domina en todos los recursos de transporte y logística y tiene completa relación con todas las partes que intervienen en el transporte. Debe asegurarse del total cumplimiento de las normas que dirige el sector como las de su propia empresa establece. El jefe de tráfico no puede cumplimentar todas las funciones él solo, sino que se acompaña normalmente de un equipo de profesionales que gestionan equipos individualizados.

 

Los equipos normalmente realizan funciones separadas dependiendo del origen y del destino (importación y exportación) y por zonas geográficas o por país. De esta manera todas las instrucciones del jefe de equipo llegan hasta el último operador de tráfico junto los mecanismos necesarios permitiéndole monitorizar en tiempo real la actividad del transporte. 

 

Funciones más relevantes del jefe de tráfico

 

Como hemos indicado anteriormente el jefe de tráfico tiene estipuladas una serie de funciones a su carga, vamos a indicar las más relevantes:

 

  • Liderar: es la función más importante, tiene como deber comprobar y hacer un seguimiento continuo del equipo a su cargo.
  • Aprobación de proveedores: debe velar por el buen hacer de los proveedores, controlando la calidad de los mismos.
  • Comprobar la salida de camiones: control de las salidas de los camiones tanto nacionales como internacionales, cualquier maniobra que no está planificada debe de ser comunicada al jefe de equipo.
  • Control del equipo: Control del personal a su cargo, realizando funciones de rrhh.
  • Controlar el margen operacional: debe de estudiar los costes del transporte y detectar posibles desviaciones que puedan darse.
  • Búsqueda de nuevas rutas: La parte estratégica es muy importante en el día a día para decidir nuevas rutas o modificaciones actuales.
  • Informe de la actividad: el jefe de tráfico debe informar de forma periódica a la dirección de la empresa de todas las actividades realizando estudios de su actividad.
  • Hacer cumplir las normas: tiene como deber que todo el equipo siga las normas en la índole laboral así como las de transporte.

 

El jefe de tráfico es la brújula a seguir en el equipo, sobre sus hombros se deposita el día tras día del transporte. Una mala elección puede suponer un lastre en el transporte.

 

Normalmente el operador de tráfico pasa a ser jefe de equipo cuando ha adquirido unos buenos conocimientos amplios y tiene una visión muy amplia del sistema de transporte.

 

Por último debemos señalar que el jefe de tráfico también opta ser un “psicólogo” del equipo, esta es la parte más importante, la empatía del jefe de tráfico,  ya que todas las personas acuden para encontrar una solución, apoyo, comprensión o conocimiento.