En la actualidad, todo tipo de sectores, desde los más básicos hasta los más complejos conviven en entornos nuevos cuyas características principales son: la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Y precisamente eso, es un entorno VUCA.

Pero… ¿Qué es el entorno VUCA? Este término sirve para designar el escenario en que las empresas se ven obligadas a adaptarse a los continuos cambios que atacan su programación estratégica y sus rutinas profesionales.

Es fundamental centrar la estrategia de negocio abordándolo desde dos perspectivas:

  • Una formación constante en un entorno en el que los nuevos avances tecnológicos hacen necesaria una actualización casi inmediata de nuestros conocimientos.
  • Una correcta y eficaz capacidad para afrontar los cambios y hacer frente a los problemas y dificultades que se presentan. Para lo cual se hace imprescindible trabajar valores como el esfuerzo y la perseverancia.

¿De qué manera puede adaptarse el trabajador al entorno VUCA?

Como decíamos, en estos entornos VUCA es imprescindible adaptarse a los cambios e imprevistos que vayan surgiendo dentro de la organización.

VUCA Prime es un modelo de liderazgo conductual, presentado por primera vez en 2007 por Robert Johansen, para contrarrestar cada uno de los cuatro elementos de VUCA con una respuesta positiva específica.

Frente a la volatilidad, VISIÓN; frente a la incertidumbre, ENTENDIMINETO; con la complejidad, CLARIDAD; y frente a la ambigüedad, AGILIDAD. Pasar del adjetivo calificativo al verbo; de la descripción a la acción.

 

La figura del líder al entorno VUCA

Es fundamental la figura de un líder que ejerza un liderazgo positivo y que sea capaz de adaptarse a los continuos cambios con el conocimiento y perseverancia que se requieren. En una dinámica siempre cambiante, los líderes organizacionales deben cambiar su enfoque. Se trata de tener un verdadero norte, un propósito y unos valores: una brújula interna que no es negociable. También se trata de tener claro qué es aquello que no es negociable y, lo más importante, se trata de apegarse a ellos en los buenos tiempos y en la adversidad.