Según ha informado el Comité de Nacional del Transporte por Carretera mediante un comunicado, han suspendido el cierre patronal convocado para los días 20, 21 y 22 de diciembre tras a alcanzar un acuerdo ‘in extremis’ con el Gobierno, destacando la prohibición de la participación del conductor en las operaciones de carga y descarga. Un punto que se situaba como una reivindicación histórica del sector.

También se ha conseguido reducir a la mitad los tiempos de espera a partir de los cuales el transportista tendrá derecho a una indemnización, así como el trato a dispensar a los conductores en los centros de carga y descarga.

Igualmente se ha conseguido el compromiso de incorporar de forma obligatoria en la Ley, la cláusula de estabilización del precio del gasóleo en los contratos de transporte, sin posibilidad de pacto en contrario.

En cuanto al posible aumento de la capacidad de carga de los camiones, los transportistas parece que han flexibilizado su postura y aceptan que cualquier modificación se haga de forma progresiva y solo en determinadas especialidades del transporte, siempre con la participación del CNTC, que destaca que está medida está enfocada hacia “la sostenibilidad y eficiencia” y deja patente el compromiso del sector del transporte con la mejora del medioambiente.

Fuente: Comunicado del  Departamento de Mercancías del CNTC.

Fotografía: Diariodelpuerto.com