A comienzos de año, Reino Unido cumplía su primer aniversario fuera de la Unión Europea. Este ha sido destacado por los nuevos requisitos aduaneros requeridos a partir del 1 de enero de 2021. Estas formalidades aduaneras y sanitarias solicitadas a la parte de la Unión Europea están aplicadas en su totalidad, sin embargo no sucede lo mismo por parte de Reino Unido, que ya ha pospuesto hasta en 3 plazos sus controles y trámites. 

 

Se ha establecido un sistema de control fronterizo digital a partir del 1 de enero de 2022. Después de que las mercancías hayan sido declaradas en el portal GVMS (Servicio de Movimiento de Vehículos de Mercancías), se utilizará el Registro de Movimiento de Mercancías (GMR) para este nuevo control digital. Asimismo, se debe preinformar de las mercancías sanitarias y fitosanitarias (SPS, Sanitary and Phytosanitary) en el portal británico IPAFFS. Aún así, los controles físicos se seguirán realizando además a desde el mes de abril de este año, las empresas británicas pueden sacar partido de simplificar estos controles para evitar los atascos en el tránsito de estas mercancías.

 

El siguiente acontecimiento importante en la frontera de Reino Unido, ocurrirá el próximo 1 de julio de 2022, que consiste en que todas las mercancías necesitarán por adelantado y por parte del transportista, una declaración de seguridad ENS.

 

Además para esta misma fecha, se ejecutarán controles físicos, llevados a cabo en IBF (Instalaciones de Frontera Interior) y BCP (Puestos de Control Fronterizo), a algunas mercancías SPS que requerirán de un certificado sanitario de exportación (UE) y para la fecha del 1 de noviembre será obligatorio para todas. 

 

Para el 1 de septiembre se introducirán controles físicos para mercancías de productos lácteos y entrega de certificados sanitarios de exportación de estos.