Estos consejos para trabajar mejor en verano te ayudarán a ser más productivo y estar más energético durante la temporada de calor, tanto si te encuentras en casas como en la oficina.

Los meses estivales son sinónimo de descanso, pero si pones en práctica estas recomendaciones el trago no será tan duro.

1.- Aprovecha las horas de luz

No es lo mismo aprovechar las horas de luz que sufrir las horas de calor. Si trabajas desde casa y con horario libre, plantéate empezar lo antes posible, porque la temperatura será más favorable y además podrás dedicar la tarde a otras cosas.

 

2.- Acondiciona tu espacio de trabajo

Si trabajas en la oficina, tal vez no tengas que preocuparte por esto, porque el aire acondicionado corre a cargo de la empresa. Si teletrabajas, piensa bien cómo acondicionar y orientar tu espacio de trabajo. Es importante que esté iluminado y que no sea caluroso.

 

3.- El ejercicio físico te puede ayudar

Un consejo de muchos expertos es hacer ejercicio físico en las primeras horas del día ya que te permitirá estar más energético en las siguientes. Piensa si para ti es una opción, si encaja en tu rutina deportiva. Tal vez dedicar tiempo a esto en la mañana te ayude a estar más despierto y a aligerar tus obligaciones.

 

4.- Haz lo importante al principio del día

Aprovecha las primeras horas para quitarte de encima el trabajo más importante o el que exige más esfuerzo por tu parte. Las pequeñas tareas pueden esperar.

 

5.- Hidrátate bien

Una recomendación importantísima para trabajar mejor en verano es hidratarse bien. El calor hace estragos en tu cuerpo y en tu eficiencia. Asegúrate de desayunar sano, ten siempre a mano agua o alguna bebida saludable, bebe cada cierto tiempo, consumo fruta fresca en el almuerzo y el postre…

 

6.- No hagas comidas pesadas

Tan importante como mantenerte hidratado es alimentarse bien. Están estrechamente vinculados. La hora más dura de la jornada de verano es la sobremesa, así que intenta ingerir comida saludable y nunca copiosas ya que ralentiza tus ritmos.

 

7.- Cambia el escenario de vez en cuando

Dado que en verano los ritmos cambian, aprovéchalo en tu propio beneficio. Cambia la zona de teletrabajo en casa de un amigo o desde un coworking o almuerza en una zona diferente con tus compañeros.

 

8.- Sal de cada todos los días

Intenta salir de casa todo los días en las horas de menos calor, para disfrutar del clima y las actividades al aire libre. Un baño en la playa al final de la tarde, o una cena con amigos en una terraza.

 

9.- Ten proyectos a corto y medio plazo

Uno de los consejos habituales de los psicólogos cuando hablan de depresión posvacacional es el de planear el siguiente viaje. El verano es más tedioso que nunca cuando volvemos de vacaciones, así que propón unos cuantos proyectos a corto y medio plazo, alguna escapada para otro o invierno.