Desarrolla la actitud correcta, asume las dificultades como desafíos y responde con determinación. Olvida el miedo, la autocompasión o la culpa. La mejor manera de asegurar una mayor resistencia ante una situación límite es intentar comprenderla desde un punto de vista positivo. A continuación, te dejamos los mejores consejos para afrontar situaciones complicadas en el trabajo.