Actualmente, cada vez son más las personas que optan por comprar a través de internet en lugar de hacerlo físicamente. La comodidad de comprar a través de un click y desde cualquier parte es una de las razones principales.

No obstante, tenemos que ser conscientes sobre la ciberdelincuencia. Existen tiendas online donde podemos ser víctimas de fraude.

La ciberdelincuencia consiste en actividades delictivas llevadas a cabo a través de medios tecnológicos atacando a personas, empresas, entidades de distintos tipos y gobiernos. La mayoría de fraudes online se centran en conseguir el mayor número de víctimas con la menor inversión posible. Dentro de estas prácticas encontramos las falsas tiendas online, donde podemos ser víctimas de fraude. Desde comprar productos que nunca llegan o de baja calidad, al robo de nuestras tarjetas de crédito, datos personales o bancarios. 

Con el objetivo de evitar estafas online, os proporcionamos una serie de consejos a la hora de hacer tus compras:

  • En ocasiones, el mayor atractivo para captar a clientes son los precios extraordinariamente bajos. Compara los precios con otras web antes de realizar cualquier compra.
  • Evita usar redes wifi públicas.
  • Busca tiendas online cuya dirección empiece por https.
  • Fíjate en que existan varias opciones de pago. Escoge Paypal o pago contra reembolso si no confías en la web.
  • Consulta los tiempos de envío: hay webs que no envían a España o tienen gastos de envío demás de veinte euros.
  • No guardes el método de pago si te lo pregunta el navegador,  es más seguro introducir los datos de tu tarjeta en cada compra.
  • Crea una tarjeta virtual para poner el precio exacto de la compra, y así evitar que acceden al resto de tu cuenta.
  • Si nos invitan a clicar en un enlace, debe comprobarse que coincide con la dirección a que apunta escribiendo la URL en el navegador.
  • Utilizar contraseñas seguras, gestores de contraseñas o sistemas de autenticación de dos o más factores.