La temporada navideña está reconocida por las numerosas reuniones con amigos y familiares donde, aparte de disfrutar de la compañía, se goza de buenos manjares, en días muy seguidos.

 

Esto, descoloca a la rutina alimentaria que solemos tener durante el resto del año, a veces incluso cogiendo unos kilos de más o produciendo dolores en el estómago. Por lo que, a continuación, mostramos algunos consejos que ayudan a volver a nutrir el cuerpo, tomarse un tiempo para cuidarse y retomar los hábitos de rutina que contribuyen la buena salud durante la mayor parte del año.

 

  • Dale al cuerpo lo que necesita comiendo alimentos integrales. No se debe “castigarlo” con una dieta muy estricta o con ejercicio extremo. El hígado se encarga de la limpieza por lo que podrías ayudarle eliminando el azúcar o el alcohol durante un mes.
  • Planifica tus comidas para llevar evitar comer alimentos poco saludables y no tener que pensar en qué cocinar.
  • Salir a caminar y volver a tu rutina de deporte diaria, pero sin exceso.
  • Beber mucha agua e infusiones y evita el alcohol para ayudar al cuerpo a hidratarse y recuperarse.

 

En conclusión, vuelve a retomar tu rutina alimentaria evitando dietas estrictas, haciendo ejercicio de manera normal y bebiendo mucha agua para ayudar al cuerpo a limpiarse de manera natural.