Desde el pasado 24 de febrero, día en el que comenzó la guerra en Ucrania, el precio del gasóleo en España, ha subido alrededor de un 25% y el precio de la gasolina cerca de un 14%. A partir del 29 de marzo, el Gobierno puso en marcha medidas para reducir el problema de los carburantes y las quejas de ciudadanos y distintos sectores a los que afectan su actividad como es el transporte.

Por este motivo, el 1 de abril ha comenzado a aplicarse en las gasolineras un descuento de 20 céntimos sobre el precio de los carburantes, de los cuales 15 son aportados por el Estado y los otros cinco lo proporcionan las petroleras con capacidad de refino en España y con una facturación superior a los 750 millones de euros.

 

¿Cómo se aplica el descuento?

En el momento que vayas a repostar verás el precio del carburante al precio que esté en el momento, pero a la hora de pagar se aplicará el descuento y en el recibo se apreciarán ambos precios. Además, algunas grandes compañías han aprovechado y ofrecen descuentos mayores pero teniendo sus tarjetas de fidelización por ejemplo Repsol da una bonificación de 10 céntimos más 3 a los nuevos usuarios y BP ofrece 12 céntimos. Por otra parte, Cepsa rebaja 10 céntimos a todos los consumidores siendo un total  de 30 céntimos por litro.

Esta medida estará en vigor los meses de abril, mayo y junio, pero la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha afirmado que es posible que continúe el descuento después del 30 de junio.