Las vacaciones son el momento más deseado del año para recargar energía y poder realizar actividades que no se pueden hacer habitualmente por las obligaciones laborales diarias. Con el final de vacaciones y la vuelta al trabajo el primer desafío con el que nos encontramos es retomar las actividades habituales y los horarios regulares.

Estos son los 5 tips para afrontar el final de vacaciones y volver al trabajo feliz:

1) Paso a paso. Brindarte un breve periodo de adaptación hará que esta etapa sea más llevadera.

Los mejores aliados son la planificación y la organización. Jerarquiza las actividades por orden de prioridad. Unos días antes de la incorporación al trabajo es recomendable empezar a retomar los horarios de forma escalonada para que el cambio no sea drástico.

2) Cambio nutricional para cuidar tu cuerpo.

Con hábitos saludables nos vamos a sentir mejor y esto ayudará a que la vuelta a la normalidad sea más tolerable. Haz ejercicio y planea una dieta equilibrada baja en grasas y azucares y rica en frutas, verduras, pescado o legumbres.

3) Cambio mental para mimar tu mente.

Visualízate en tu día a día con optimismo y alegría y enfócate en los aspectos positivos del regreso.

4) Planifica las actividades de ocio que vas a realizar durante este nuevo periodo laboral.

Programar descansos y momentos que nos mantengan ilusionados y motivados mejora nuestro rendimiento.

 5) Un nuevo punto de partida. Concéntrate en un proyecto vital que te ilusione y busca motivaciones e ilusiones claras.

Experimentar que estamos ante un nuevo punto de arranque es muy positivo porque aumenta nuestra motivación y disposición para mantenernos constantes en la consecución de objetivos. Conectar nuestro presente con ilusiones que nos proyecten hacia el futuro.

Recuerda que tener los ojos puestos en nuestra meta es fundamental para alcanzarla pero hay que saber caminar hacia ella disfrutando de todo el recorrido durante el camino.