Apostamos por romper con la estacionalidad propia del transporte y funcionamos con total normalidad durante el periodo vacacional para ayudar a las miles de empresas que necesitan el servicio de transporte de mercancías, tan difícil de encontrar durante estas fechas.

A pesar de las restricciones al tráfico y de las retenciones habituales de las vacaciones, Alianza Logistics consigue cumplir con los plazos de entrega acordados con sus clientes. Y es que para la compañía la puntualidad es una de sus señas de identidad, y como tal la tiene muy presente en cada uno de los encargos realizados.

Somos conscientes también de la dificultad añadida para nuestros conductores y colaboradores de viajar en esta época del año, por eso os pasamos algunos consejos para la conducción:

  1. Mantener los neumáticos inflados

Los reventones de llantas son muy comunes en el calor extremo. Mantener la presión del aire al nivel sugerido de los neumáticos minimizará la posibilidad de que se produzcan reventamientos innecesarios en la carretera, además, durante esta época los camiones tienen una mayor actividad, por lo que los neumáticos presentan una mayor cantidad de daños que deberían ser revisados.

  1. Revisar los frenos

La temperatura cálida puede producir un desgaste del freno o la pérdida de fricción cuando los componentes del freno ya no pueden absorber el calor adicional. Verificad con frecuencia el estado de los frenos del camión y haced paradas de verificación antes de comenzar una ruta logística.

  1. Planning para el clima

El verano trae hermosos cielos y terribles tormentas. A menudo puede oscilar entre estos dos extremos en cuestión de segundos. Consultad la meteorología de antemano para evitar posibles tormentas eléctricas u otros fenómenos de la naturaleza. Si es posible, considerad conducir una ruta diferente a su destino final.

  1. Evitar el sol

Seguramente estéis familiarizados con el temido «brazo de camionero», ese moreno brazo izquierdo sorprendentemente más bronceado (o quemado) que el derecho debido a la sobreexposición al sol. Pero aparte de recibir un bronceado no deseado, existen graves implicaciones para la salud cuando no se cuida adecuadamente la piel al sol. El simple hecho de usar una funda para el sol o el uso de cubiertas para ventanas puede ayudar a proteger de los rayos solares peligrosos. Un protector solar con SPF alto también es muy recomendable, aplicado con anterioridad a salir a carretera, y manteniendo cada dos horas. Recordad también la importancia de unas buenas gafas de sol siempre en la guantera.

  1. Mantener la hidratación y la nutrición

Es fácil olvidar la importancia de beber agua en la carretera, pero es vital para la salud.  Beber agua regularmente es una de las mejores maneras de prevenir el golpe de calor. También es buena práctica comer alimentos saludables y ligeros.

¡Esperamos que os sea de utilidad!